26 dic. 2011

Un 2011 muy variado

 Solamente quedan siete días para que este año termine. ¿Qué pasó? Demasiado. Cuando se hizo el primero de enero del 2011 no podía ni imaginar todas las cosas que este año me pasarían, aunque estuve un poco acertado... Más que otros años. Pero no tuve ni una semana sin que me pasara algo que me sorprendiera.


 Afortunadamente, este año pude darme cuenta de quienes son las personas que de verdad me importan y quienes las que solamente están cuando vos sacas numerito. También pasé por una crisis juvenil, cuando no supe qué carrera seguir... Todavía no sé. Regalos inimaginables, noticias horrendas, momentos de película. TODO en mi 17° año de vida. Y acá las cosas que más sobresalieron del año que está terminando...


 Comenzaron las clases en Marzo, y con ellas unas muchas cantidades de decisiones por tomar. ¿Qué buso de egresados para el año siguiente? ¿A dónde nos vamos de viaje de egresados: Bariloche o Porto Seguro, Brasil? ¿Qué empresa (para el buso y para el viaje)? ¿Con quién me tocará convivir en Canadá? Estas y muchas otras preguntas que, ya llegados a Diciembre, están respondidas pero en su momento no teníamos ni una pista. 


 ¡Último año de la saga cinematográfica de Harry Potter! Desde muchos años esperando el momento, y en Julio llegaría. Faltar a la escuela para participar del concurso, pedir ir al aula de computación para participar del concurso, enojarse cuando no llegaba a participar del concurso. Gracias a Dios, obtuve esas sagradas dos entradas para ir a ver al cine Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 1 y la premier de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 2. Bebida y pochoclos incluídos, sin contar los anteojos a lo Potter en 3D que nos regalaron. Una noche inolvidable, todos los fanáticos de muchos años esperando los momentos culminantes. Aplaudían cuando ocurría algo esperado, callaban hasta cuando alguien respiraba, lloraban cuando tenían que llorar (algo que, por alguna razón, a mi no me ocurrió). É-PI-CO.


 Y dos días después de la película más taquillera del año, comenzó el viaje a Vancouver-Canadá. Exactamente un mes disfrutando de lo que es vivir en un país tan igual y al mismo tiempo tan distinto. Ir a la escuela, pasear por la ciudad, ir a la montaña con nieve, ir a la plaza con calor, conocer las Cataratas del Niagara una vez en Toronto, y más... ¡Tanto más que hasta me duele recordarlo! Un mes, sin duda, maravilloso e inolvidable; con hasta el momento compañeros y ahora amigos. FA-BU-LO-SO.


 Luego llegó el Pepsi Music, entradas gratis con amigos que nos llevaron al VIP de Katy Perry. ¡Pero no cualquier VIP! Había sushi, pepsi, y demás cosas gratis. ¡Y no solo comida gratis! Famosos. Emilia Attias, Sofía Zamolo, Mariano Iudica, varios de los Casi Angeles, entre otros. Durante "la previa" al concierto, sacamos fotos y paseamos por la carpa donde se encontraba la gente "invitada" al concierto. No les voy a mentir, me sentía sumamente importante, cheto y nuevamente importante. 


 Y terminó el año, la escuela. Y con ésto, el miedo e incertidumbre. Es indiscutiblemente el último verano esperando volver a pisar la escuela. Luego del año que viene, solamente resta esperar a estudiar en la universidad. El último año donde todo está perdonado, donde somos chicos. ¿Y después? Es lo que me preocupa a mí, y lo que le preocupa a mucha otra gente. Pero bueno, el año que viene les diré bien qué tal el año. 


 Y otras cosas sucedieron, algunos más importantes que otras. Conocer a una chica estadounidense que vino de intercambio, ser escolta de la bandera de mi colegio, dar una maravillosa vuelta al sur en familia, rendir el First Certificate Exam, participar del Modelo de la Cámara de Diputados, el casamiento de mi tía y la espera de un nuevo primo, intercambios con varios famosos por Twitter (Jesica de GRAN HERMANO, el pelado de CQC, Andy K. de LA COSA CINE, Luz de GRAN HERMANO, Laura Ubfal, el mismísimo CQC) y mucho... Mucho más. 


 Un 2011 para recordar, sin duda. Y tengo una lista larguísima de gente a la que tengo que agradecer. Posiblemente no lean esto esas personas, pero tengo que dejarlo en algún lugar. OBVIAMENTE y primero que nada, a mi familia. Gracias a ellos pude conocer más a la Argentina y conocer directamente Canadá; a mis mejores amigos, esas seis increíbles personas que hacen de mi día un MUY BUEN día; a mis demás amigos, que cada uno está cuando se lo necesita aunque no haga falta hablar todos los días. 


 Y así termino el resumen de este año. Un año inolvidable, maravilloso, espectacular, inimaginable e increíble. Y ojalá el que venga sea mejor, para mí y para todos.


¡FELIZ 2012!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada